El puñal

Que puede ser más duro,
salir de un desengaño,
ignorar la verdad,
o fingir que no duele,
pero la realidad es otra,
cuando nos sentimos,
traicionados o engañados,
es duro volver a confiar,
volver a sentir,
el mismo deseo,
si es el hombre,
cela a la mujer ,
hasta con el cubo de la basura,
si es la mujer ,
no sabemos si fingen,
o es real ,
lo que están sintiendo,
no hay dolor,
que duela más,
que pensar escuchar,
esas mismas palabras,
dichas a otra persona,
cuando uno es todavía presente,
es un juego de traición,
si no se siente el amor,
es mejor herir,
o traicionar a la persona,
que te entrega todo a cambio,
de tu amor sincero,
de saber que estas ahí,
para disfrutar los éxitos,
saborear los mejores manjares,
compartir en la calamidades,
todo esto es a cambio de amor,
como llegamos a sentirnos,
sabiendo que nuestra pareja,
nos ha traicionado,
o nos ha estado tomando por bobos,
mientras nuestro amor es sincero,
aunque lleguemos a perdonar,
nunca podemos olvidar,
es una herida profunda,
que nunca cicatriza,
siempre llegamos a pensar,
porque tuvo que pasar,
sus caricias son fingidas,
los “ te quiero” mi amor,
son pura hipocresía,
solo por sentirnos bien,
pero lo mas duro,
es llegar a la intimidad,
como nos llegamos a sentir,
aunque nos demos,
una nueva oportunidad,
al sentir los labios,
pensamos que besaban otros,
otro cuerpo y demás,
ya no llegamos a disfrutar,
cuando hacemos el amor,
imaginamos nos están usando,
pensando en otra persona,
siempre nos queda ,
la duda continua,
estará disfrutando conmigo,
o pensando en el ausente-a,
ese fantasma nos atrapa,
nos sumerge en un oscuro,
mundo de dudas y desconfianzas,
nunca volvemos a ser los mismos,
a pesar de fingirlo,
así es esta vida ,
de irónica e recíproca,
este es el peor puñal,
el puñal de la traición,
además de sentir traicionados,
nos quedan las secuelas,
de nuestra alma herida,
nuestro corazón roto,
y lo mas duro,
fingir que todo esta bien,
que no ha pasado nada,
pero nos engañamos ,
a nosotros mismos,
siempre llevamos esa herida,
ese dolor incurable,
que es una traición ,
pero lo peor,
es vivirla el día después,
la vida es una,
el rumbo es uno solo,
vive la vida ,
se muy feliz,
pero haz muy feliz a tu pareja,
siempre seremos dos,
dos corazones unidos,
por un único amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *