” Menù especial”

Hoy va a ser,
un día muy especial,
un menú especial,
“digno de nuestro amor”.

Espero tengas apetito,
este restaurante de amor,
tiene servicio especial
“para poderte agradar”.

Hoy depende del gusto,
de cada instante,
y los deseos,
“con los más exigentes sabores”.

Tenemos de todo,
desde entrantes a calditos,
comenzando con una mirada,
“acompañada de un besito”.

Todo bien cocinado,
y al gusto preparado,
como hace por su amor,
“el buen enamorado”.

Empecemos con la elección,
de entrada tenemos,
una miradita de ternura,
“llena de complicidad”.

Tú mírame con cariño,
se respetará tu complicidad ,
mirándonos una y otra vez,
“llegando hasta nuestro corazón”.

Sabremos que comer,
empezamos con un beso de miel,
de esos que te erizan,
“de la cabeza a los pies”.

Que no olvidemos,
de desear lo mejor
saborearnos el sabor,
“con fuego y pasión”.

Después de ese beso ,
llegaremos juntos sin pensar,
en la fuente del deseo,
“el deseo de poseernos”.

Que nuestro cuerpo ,
nos haga de vibrar,
al rico calorcito,
“con sopita de cariño”.

Para calentar momento,
el pensamiento nos transportará,
a nuestro paraíso de amor,
“para disfrutar los dos”.

Después del primer plato,
seguimos con las carnes,
el maravilloso deseo carnal,
“un buen banquete nos vamos a dar”.

Erizados en todo momento,
acompañados con amor,
con un grano arroz
“un minuto de pasión”.

Si desean con patatas,
disfrutando del fuego,
besando hasta la espalda
“como la salsa del deseo”.

Evitando cualquier escapada,
sujetarse bien abrazados,
pueden ser pescados,
“dulce tentación de pecado”.

Con ensalada acompañado,
sudando al disfrutar,
ensalada de cariño,
“como si fuésemos niños”.

Con sal al gusto,
vamos a comenzar,
una vez que comienzas,
“no se puede parar”.

Seguimos con el postre,
“ fresas con nata”,
pero si deseas disfrutar,
“con nata nos hemos de rociar”.

En el amor no se pierde nada,
también puede repetir,
en la mañana un mañanero,
“te quitas con las ganas”.

Si es un plátano,
pelarlo es lo deseado,
con caldo de almeja mezclado,
“ya está bien preparado”.

Así es este menú de amor,
acompañado de un café,
pensando y siguiendo,
“vamos ya repitiendo”.

Que hacer después,
una copita de licor,
así es el amor,
“puro fuego y pasión”.

Para disfrutar bien rico,
haciendo el amor,
este es un menú casero,
“muy cierto y placentero”.

Y si le quedo hambre,
repetimos el menú,
saciando al amor,
“solitos y sin gente”.

Disfrutamos los dos,
así es este restaurante,
siempre lleno de amor,
“con la satisfacción del cliente”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

” Mìrame de frente”

Mírame a los ojos,
y dime que sientes,
si tu corazón late,
“como el mío de fuerte”.

Mírame y dime,
si el brillo de tus ojos,
es felicidad por verme ,
”o tristeza por marcharme”.

Mírame y siente,
como mi corazón palpita,
al sentirte a mi lado,
“viéndome así de enamorado”.

Mírame y pon la mano,
aquí en mi pecho,
mi corazón desea salir,
”para estar junto a ti”.

Mírame y bésame,
porque el sabor de tus labios,
es el elixir de la vida,
“con cada beso me das vida”.

Mírame y mira,
este hombre enamorado,
que suspira por tu amor,
“se desespera por tenerte”.

Mírame y escucha,
cuando te digo ”te amo”,
no son simples palabras,
“es un sentimiento que siento”.

Mírame y cierra los ojos,
siente mi respiración,
cuando te miro de frente,
“ así estoy sintiendo tu amor”.

Mírame y prométeme,
que nuestro juramento de amor,
se hizo bajo la luna,
“con la bendición de Dios”.

Mírame y sígueme,
en esta vida futura,
dentro de la pasión,
“que vivimos los dos”.

Mírame y déjame preguntarte,
si deseas vivir ,
esta vida juntos los dos,
“viviendo las mieles de nuestro amor”.

Mírame y elige,
si deseas una nueva vida,
llena de dicha y felicidad,
“vente conmigo y la vivirás”.

Mira a tu alrededor,
dejemos este mundo,
que nos rodea ahora,
”y hagamos nuestro propio paraíso”.

Mírame y siente,
que mis palabras son de corazón,
que salen de mis adentros,
“están llenas de sentimiento”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“Terror o temor”

Tengo temor que te conviertas,
tan necesaria en mi vida,
y te conviertas en mi todo,
“y no pueda vivir sin ti”.

Terror a acostumbrarme,
que seas todo para mi,
que un día me faltes,
“y me quede perdido en la vida”.

Temor a entregarte,
mi humilde corazón,
que te necesite tanto,
“estando falto de amor”.

Terror a perderte,
enloquecer por ti,
que tú te vayas,
“muy lejos de mi”.

Temor a no poder,
colmarte de amor,
satisfacer tus deseos,
“es lo que yo deseo “.

Terror a fallar
al entregarte mi amor,
si no lo valoras,
“desde tu corazón”.

Temor al mañana,
tenerte a mi lado,
que seas lo más grande,
“que dependa tanto de ti”.

Terror a sufrir,
roto mi corazón ,
al no volver a sentir,
“tus sentimientos de amor”.

Temor a acostumbrarme,
a sentir tus labios,
endulzando los míos ,
“saboreando la miel del amor”.

Terror al saber,
que no me amas,
como yo te amo a tí,
“ perder la vida sin ti”.

Temor al mañana,
si la vida me engaña ,
al enamorarme de ti,
“siendo presa en tu tela de araña”

Terror a sufrir,
desespero por ti,
porque yo a tu lado,
“sólo deseo ser feliz”.

Temor al vacío,
de perderte otra vez,
caminar sin sentido ,
“caminando triste y vacío “.

Terror al enfrentar,
una vida sin ti,
después de estar juntos,
“que me siento feliz”.

Temor a la noche,
larga y despiadada ,
extrañando tu presencia ,
“contigo en la cama”.

Terror a sufrir,
soledad en mi vida,

después de vivir,
“feliz día a día contigo”.

Temor a sentir,
las maravillosas cosas,
que con tu amor,
“me haces sentir en mi vida”

Terror a perderte,
te vayas de mi vida,
no sé si lo superaré,
“suspirando por tu ausencia”.

“el peor de los miedos es temer a enamorase y terror a perder ese amor”

Miguel de la Mancha
www.migueldelamancha.com

” excluidos sin compasiòn”

Si miras a un sin techo,
preguntarte si hay derecho,
nadie desea esa vida,
“el ser excluido de la sociedad”

Son personas en realidad,
están bien sufridas,
no sabemos las razones,
“porque están en esas condiciones”.

Debemos de mirar detrás,
cuál es la consecuencia,
de esa circunstancia,
“pero debemos de ayudarlos”.

A veces por debilidad,
o ser propensos al vicio,
ya sea por ser adictos,
“o culpa del juego maldito”.

Pero muchas de las situaciones,
es culpable la sociedad,
o las leyes imperdonables,
“o quizás de personas sin escrúpulos”.
Por su avaricia insaciable,
que te abocan a situaciones,
que te dejan en condiciones despreciables,
“sin piedad dejándote en la calle”.

Puedes tener un buen status,
o una buena posición,
estar en lo más alto,
“pero de golpe estar sin nada”.

Empresas sin escrúpulos,
personas avariciosas y maliciosas,
ladrones de guante blanco,
“que roben todas las cosas”.

En vez de recompensarte,
van a robarte,
pero los más vulnerables,
“son las personas de avanzada edad”.

Uno con 50 años,
no es un anciano,
pero si es un imposible,
“ para darle un nuevo trabajo”.

Para esas personas ,
no se valora la experiencia,
si no la avanzada edad,
“quedando relegados sin más”.

Salen del mercado laboral,
no les dan una oportunidad,
a la calle les mandan,
“privando de una nueva vida”.

Como si fuese tan fácil,
volver a comenzar,
sin ninguna oportunidad,
“¿dónde está la humanidad?”.

Imaginémonos nosotros mismos,
en esa cruel situación,
donde nos quedamos anclados,
“si nos niegan las oportunidades”.

No sabemos si continuar,
donde poder ayudarles,
encontrar solución digna,
“para no enviarles a mendigar”.

Una vez en ese mundo,
de miseria y desprecio,
quien los saca,
“nadie arriesgamos por ellos”.

A quién le dan oportunidad,
sólo mirarlos con desprecio,
ya nos están estorbando,
“con repulsa les apartamos”.

El mundo sería distinto,
Si fuésemos más consecuentes,
y no tan intransigentes,
“respetemos esas pobres gentes”.

Algunos escogieron eso,
renunciaron a la sociedad,
otros por vicio cayeron,
“ otros los mandaron sin compasión”.

Ninguna oportunidad les dieron,
otros son emigrantes,
que ni oportunidades le dieron,
“y a la calle les enviaron”.

Analicemos el por qué,
no juzguemos a todos,
entendámoslos a ellos,
“son personas como nosotros”.

Son humanos castigados,
muchos por el drama de la sociedad,
una atención para ellos,
“Dios está con todos”.

Un momento de compasión,
no para maleantes,
que se hacen pasar por ellos,
“para vivir abusando de la compasión”.

De todo hay en ello,
luchemos por la igualdad,
demósle una oportunidad,
“imaginamos que somos nosotros”.

O quizás un hermano,
más duro todavía,
que hubiese sido ,
“o nuestro padre que hubiese pasado”.

A veces el ser humano,
juzga a la primera,
pero debemos de pensar,
“que a todos nos puede pasar”.

Cuál fue la causa,
y después juzgar,
ni todos somos malos ,
“ni todos somos ángeles”.

No todos tienen,
igualdad de oportunidades,
para este mundo tan cruel,
“debemos de darles una”.

Debemos de tener ,
una oportunidad de vivir,
sin tener en cuenta la edad ni nacionalidad,
“tengamos todos una misma oportunidad”.

Dios nos dijo,
todos sois mis hijos,
ninguno es más que otro,
“pero todos sois hijos mios”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

” El momento deseado”

Hoy puede ser ,
un maravilloso momento,
que tanto nos deseamos,
”disfrutar un momento delicioso”.

Quién dijo miedo,
el miedo es sólo una sensación,
que nos separara la timidez,
“para disfrutar de la pasión”.

Hoy es el momento,
dónde aparcaremos la timidez,
disfrutando de nuestro deseo,
”rompiendo tabúes de una vez”.

Me miras con seducción,
me “picas el ojo”,
mi cuerpo se estremece,
“tembloroso de curiosidad y emoción”.

Con sólo mirarte a los ojos,
me excitan tus labios,
ese movimiento tan sensual,
“me invade el deseo de besarlos”.

Mis ojos te recorren ,
tu cuerpo tan sensual,
desnudándote con mis pensamientos,
“saboreándolo en todo momento”.

Te tengo una sorpresa,
seguro te va a encantar,
tengo deseos de verte,
”gozando entre pétalos de rosas”.

Ver tu hermoso cuerpo ,
lleno de dicha,
ya que perdí la timidez,
“y serás mía de una vez”.

Deseo que mis brazos,
te atrapen junto a mi pecho,
como tantas veces lo hicieron,
”dentro de mis pensamientos”.

Deseo hacerte estremecer,
que toques las estrellas,
cada vez que me sientas,
“recorriendo mis labios por tu cuerpo”.

Si así al natural ,
te vuelves tan coqueta,
no me puedo imaginar,
“excitados los dos sin parar”.

Las curvas de tu cuerpo,
parecen una bella sirena,
que me atrapa en su atracción,
“deseando de hacerte el amor”.

Deseo sentirme como un bebé,
sintiento tu deseo insaciable,
cada vez que bese,
“tus senos una y otra vez”.

Poder recorrer tu cuerpo,
como si fuese una pluma ,
mis labios con ternura,
“sin encontrar oposición ninguna”.

Es como ver una diosa,
envuelta en su túnica,
adorada por los dioses,
“siendo tú en mi corazón la única”.

Desearte y tenerte,
todo es un sueño,
pero mi gran deseo,
“del amor ser tu dueño”.

Ya sea estando juntos,
o separados por la distancia,
aunque sea en un sueño,
“poseerte y ser tu dueño”.

El amor y el deseo,
pueden vencer a la timidez,
que Dios me de la dicha,
“de poseerte aunque sólo sea una vez”.

“te deseo y te extraño y eso me hace daño”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“Precio de la locura”

Cuando la locura ,
se nos hace presente,
a veces un juego,
“nos nubla la mente”.

Cuando nos encaprichamos,
no nos acordamos,
que juramos fidelidad,
“a la persona que amamos”.

El problema de una pareja ,
suele ser la monotonía,
vivir lo mismo todos los días,
”convertir en aburrimiento la pareja”.

Ya no se siente la alegría,
el deseo de llegar a casa,
se pierden las conversaciones,
“se mueren las pasiones”.

En esos momentos,
cuando uno siente ,
que no se siente lo mismo ,
“comienzan las tentaciones al instante”.

Uno comienza jugando,
se conoce a alguna persona,
que te escucha la vida,
”pero el diablo entra en escena”.

Las conversaciones se van alargando,
las penas se van olvidando,
pero en la casa todo se va apagando,
“se hace más importante lo recién llegado”.

Entre charla y charla,
momento a momento,
de un gran cariño,
“nace un pequeño sentimiento”.

La persona que tenemos,
no nos llena ya,
llega un momento que nos molesta,
”hasta la forma de respirar”.

No nos damos cuenta,
pero poco a poco ,
nos vamos alejando,
“y nos fastidian los reclamos siempre discutiendo”.

Nos duele la vida,
nos enfermamos la mente,
nos empezamos a confundir,
“y sólo pensamos en el ausente”.

No nos damos cuenta,
que vamos perdiendo ,
a quién nos entregó todo,
“luchando con nosotros a ir creciendo”.

Pero si no reaccionamos a tiempo,
lo vamos perdiendo,
se pierde el cariño,
“el amor se lo lleva el viento”.

Llega a tanto la confusión,
que si no somos capaces,
de recapacitar a tiempo,
“no se pierden los sentimientos”.

Cuando la mente ,
está en otra parte,
cuando estás en tu casa,
”te sientes en el infierno”.

Suele ocurrir siempre,
tanto en hombre como mujer,
cuando uno se aburre ,
“se murió el amor de ayer”.

Es una gran tristeza ,
como se muere una familia,
pero hay que ser valiente,
“y afrontar la realidad existente”.

Nosotros somos mayores,
pero pensemos en los niños,
hagamos por ellos intento,
”que sigan felices y contentos”.

Ahora somos jóvenes,
tenemos vida por delante,
cuando viene una enfermedad,
“sólo los esposos se van a cuidar”

La aventura del momento,
como dice la palabra,
es el regalo del momento,
“pero se aburre con el tiempo”.

Por eso les digo amigos,
dejemos aparte el orgullo,
cuando estamos en pareja,
“debe de mandar el corazón y no el orgullo”.

La vida sería distinta,
como el amor de antes ,
se daba prioridad a su pareja,
“siempre se amaban sin nadie en la mente”.

“ama y serás amado y sobre todo respetado”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“Me dijiste dèjame”


Me dijiste déjame,
y yo te pregunto,
mirándote a los ojos,
“¿ será que te puedo dejarte de pensar?”.

Será que puedo,
vivir si ti,
imaginarte lejos de mí,
“así no podría vivir”.

Sería que por un momento,
podría pensarte con otro,
me invadirán los celos,
“me inundarán los miedos”.

El miedo a perderte,
perderte para siempre,
un cruel final,
“para este maravilloso amor”.

Será que por un momento,
de verdad estaré solo,
embriagado de tristeza,
“ahogándome en un mar de recuerdos”.

Viendo con tristeza,
que mi amor se aleja,
olvidando la mágia,
“que nos hace de vibrar”.

Será que corazón mío,
que dentro de mis penas,
llorara la sangre de mis venas,
“matando a mi pobre corazón”.

Será amor mío,
que aunque te duelan,
mis palabras de sinceridad,
“las escuches con el corazón”.

Será que mi corazón,
se quedará en soledad,
me dijiste déjame,
“ y yo te pregunto ¿por qué?”.

Será que te puedo olvidar,
dejar de pensarte,
será que quizás pueda,
“imaginarte lejos de mi”.

Será que mi corazón,
se quedará en soledad,
conviviendo con la tristeza,
“ los días de felicidad sin fin”

Será vida mía,
que se alargarán los días,
deseando salir rápido,
“olvidando tu desamor”.

Las noches serán eternas,
recordando el fuego ,
en los momentos de pasión,
“que nos fundíamos los dos”

Aunque con tristeza añadida,
podré olvidarte algún día,
será duro olvidar tus besos,
“escucharte decirme te extraño mi amor”.

Pero la vida sigue,
y no se puede retener ,
a quién no desea,
“estar a tu lado”.

Mi único pecado,
fué darte tanto amor,
pero muy pronto,
“me curare este dolor”.

Pero de amor no se muere,
y llegará un amor,
que me ame de verdad,
“con todo el corazón”.

Que sea mi salvador,
liberándome del sufrimiento,
tan lleno de dolor,
“ese dolor intenso que siento”.

Que invade mi alma,
sin encontrar consuelo,
vivir sin tu amor,
“será muy duro superarlo”.

Pero más duro es estar,
sin ti aquí extrañándote,
pero así es la vida
“sólo una ilusión insatisfecha”.

Despertaré del sueño,
sufriré tu ausencia
pero así es esto
“el dolor de amor”.

No se puede retener,
a quién le entregas amor,
y te paga con desprecio,
“el amor ni se mendiga ni se ruega”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

” El chupito”

Pequeño y con diseño,
pero es un tesoro,
sirve para todo momento,
“estemos tristes o contentos”.

En los mejores momentos,
ya sea celebrando éxitos,
o llorando una tristeza,
“el chupito te alegra la cabeza”.

No hace falta pensar,
pero solo con ponerlo en marcha,
sirve para todo,
“se convierte en el gran anfitrión”.

Si estamos con el despecho,
sólo falta el licor,
para soportar el dolor,
“el chupito es un hecho”.

El chupito no es selectivo,
con todo va bien ,
ya sea con licor,
“pero con medicina también”.

También le sirve el ron,
puede ser con tequila ,
pero con aguardiente,
”siempre se alegra el corazón”.

Chupito de mi vida,
me das alegría y felicidad,
aunque esté muy triste,
”tú me alegras las penas”.

En una reunión de amigos,
si no hay un chupito,
no hay fiesta,
“a un chupito nadie dice no”.

Cuando tratas de conquistar,
con un buen chupito,
se alegra el momento,
“y el parche se va a dar” .

Cuando estamos de duelo,
sin un chupito sabroso,
para poder celebrar ,
“no se puede homenajear al difunto”.

Cuando estamos de celebración,
si no tenemos para celebrar,
un chupito de “tequila”,
“al éxito le da vida”.

Cuando llega un nacimiento,
es un gran acontecimiento,
con un buen “whisky”,
“el chupito le hace el honor”.

El dia del matrimonio,
después de las bendiciones,
un “chupito de champán”,
“tu matrimonio bendecirá”.

Pero cuando es un cumpleaños,
como es una vez al año,
siempre es bien recibido,
“un chupito de ron es bien recibido”.

Cuando llega un diciembre,
como no va a sucumbir la fiesta,
a base de “chupito de aguardiente”,
“celebra con algarabía la gente”.

Pero para algo está hecho,
para curar el despecho,
con chupitos de licor,
“se alivia el gran dolor”.

Ya sea para celebrar,
o en una vida para comenzar,
pero cuando pasa el año,
“brindar con chupito no hace daño”.

Cuando en la vida,
se presenta un inconveniente,
tómatelo con filosofía,
“con un chupito de aguardiente seguimos adelante”.

Nunca te vayas a olvidar,
ya sea con ron ,
aguardiente o tequila,
”el chupito te alegra la vida”.

Así yo les digo,
al escribir estos versos,
brindo con un “chupito”,
”para celebrar este escrito”.

Miguel de la Mancha

(poeta y escritor)

“Del amor al dolor

Ni tanto ni tan poco,
si antes por ti,
él perdía la vida,
“y ahora te la quita a ti”.

El amor es cariño,
un deseo de amar ,
y sentirse amados,
“pero nunca golpeados”.

Una palabra de cariño,
ablanda un corazón,
un grito menospreciante,
“sólo genera terror”.

Una caricia recibida,
incita a la pasión,
un golpe recibido,
“produce llanto y temor”.

No le digas “te amo”,
primero siéntelo con el corazón,
porque un “un te amo golpeado”
“es una salvajada imperdonable”.

Una bonita conversación,
es lo más natural,
unas palabras de menosprecio,
“le destrozas toda su moral”.

No seas tan cruel,
que después de golpear,
le pidas el perdón,
“ya no volverá a pasar”.

Porque debe de ser así,
en vez de esperar ,
con deseos de amor,
“se espera temblando de terror”.

Es muy fácil,
hacer brillar de felicidad,
sus hermosos ojos,
“pero que no brillen de tristeza y dolor” .

Que distinto sería,
este maravilloso mundo,
si sólo de hablase de felicidad,
”y no de una víctima mortal”.

Decimos animales a los animales,
pero el ser humano es salvaje,
ellos cuidan a sus hembras,
”nosotros las matamos con maltrato”.

Una persona que maltrate un niño,
debería de pensárselo dos veces,
porque también se fue niño,
“y les colmaron de amor y cariño”.

Todo “salvaje “ que maltrate una mujer,
que se piense dos veces,
porque a él le dio vida,
“el vientre de una mujer”.

Una y otra vez,
se repite la historia,
Cuando se termine esta” lacra”,
“se escribirán bellas historias de amor”.

“el amor es algo muy bello pero el dolor es lado cruel del corazón”

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“La fe”

La fe es creer,
creer en Dios ,
nuestro padre creador,
“siempre iluminando nuestro camino”.

A través de nuestra madre,
nos regaló nuestro espíritu,
bendiciendo a la mujer,
“quien nos dio la vida”.

Aunque no tengamos fe,
Dios nos tiene puesto un ángel ,
a cada uno de nosotros,
“que nos guía y nos proteje”.

Nosotros no le vemos,
siempre está a nuestro lado,
es esa voz,
“que escuchamos en nuestro interior”.

La voz que nos guía,
y es nuestra intuición,
si nos dejamos llevar,
“llevamos el camino correcto”.

Nos indica el camino,
sabe cuidar de nosotros,
nos hace sentir fuertes,
“levantándonos en las caídas”.

Siempre nos saca nuestra valentía,
para ser decididos en acciones,
aunque nos pesen los resultados,
“pero sale de nosotros la valentía”.

Nos hace de ser humanos,
para poder enmendar,
todos nuestros errores,
“ las decisiones equivocadas y decepciones”.

Pero ahí está el elixir,
en la aventura de la vida,
en el vivir el día a día,
“con fuerza y energía”.

Es un reto diario,
en lo bueno,
y en lo malo,
“debemos que tener fe”.

Ser fuertes y luchar,
esa es nuestra consigna,
no nos hacen falta armas
“sólo entregar nuestra alma a Dios”.

Debemos de estar,
al servicio de Dios ,
él nos guía,
“siempre nos pone en el camino”.

Es el dueño de nuestra alma,
pero depende de nosotros,
en la vida para decidirnos,
“siempre nosotros con nuestros actos”.

Aunque nuestros actos,
sean buenos o malos,
pero son “solo nuestros” ,
“hemos de afrontar para bien o para mal”.

Por muy mal que nos vaya,
hemos de tener siempre fe,
y darle gracias a Dios siempre.
“nos bendice en cada momento”.

El procura siempre,
que nuestro ángel,
nos siga protegiendo ,
“de noche y de día”.

Dios nos pone siempre,
el camino a elegir,
pero nosotros decidimos,
“escoger el correcto o desviarnos”.

Y así felices,
seguiremos todos diciendo
gracias Padre Dios ,
“te damos gracias Padre nuestro “.

“En la luz decidimos si seguir o desviarnos”.

Miguel de la Mancha
( poeta y escritor)