“Mi deseo”

Deseo ser cada día,
tu primer pensamiento,
y cada noche,
el último deseo del día,

Deseo ser para ti,
el motivo de tus desvelos,
ser el culpable,
de dejarte sin sueño.

Deseo besar,
tus labios de caramelo,
saborear los bien,
la miel de tu amor.

Deseo de hacerte,
la más dichosa,
qué seas mi reina,
tan linda y hermosa,

Deseo compartir,
el más bello amanecer,
poder despertar estando,
abrazado junto a ti.

Deseo disfrutar,
de los placeres de la vida,
hacerte mi consentida,
ya que eres mi prometida.

Deseo ser yo,
quien te de calor,
en los momentos soledad,
acalorarte con mi amor.

Deseo estar,
siempre en tu mente,
cómo tu estas en la mía,
siempre aquí presente.

Deseo sentir el momento,
que cuando en silencio estés ,
vayas suspirando por mí,
cómo lo hago por tí .

Deseo poder darte.
una vida de felicidad,
amor y pasión,
infinita entre los dos.

Deseo realizar,
este bello sueño,
con estos sentimientos ,
que acaban de comenzar.

Deseo que seas,
mi más profunda inspiración,
cómo eres ahora,
mi más grande amor.

Deseo hacerte sentir,
el mayor de los deleites,
poder deleitarte siempre ,
con sólo besarte.

Deseo que sientas,
el cobijo de mis brazos,
cada momento de frio,
estando al lado mío.

Deseo hacerte de soñar,
con cada beso de pasión ,
haciéndote flotar de pasión ,
con sólo sentir el roce de mis labios.

Deseo que en cada momento,
que te este acariciando,
tu cuerpo se derrita,
por mi desesperado.

Deseo que cuando estemos ,
besándonos por todo el cuerpo ,
sintamos la pasión del amor,
sedientos como la primera vez .

Deseo que cada vez,
que hagamos el amor,
se nos quede para siempre,
ese maravilloso sabor.

Deseo que cada vez,
estando dentro de tu corazón ,
desnude tu alma por completo ,
sintiendo este amor tan verdadero.

Deseo que con estos versos,
te haga sentir a ti,
una maravillosa sensación,
que no pare de palpitar tu corazón.

Miguel de la mancha
(poeta y escritor)

“Fuego y pasiòn”

Desde el primer momento,
cuando conseguimos vernos,
fue el momento más hermoso,
que podíamos compartir juntos.

Eran tantos los momentos,
que nos buscábamos a escondidas,
que se hacía inevitable,
poder estar juntos.

Tantos momentos que te observaba,
con el contorneo al caminar,
cerraba los ojos ,
y no te paraba de desear.

Eran tan apetitosos,
deseaba quitarte la ropa ,
como un niño ,
que desea “pelar” un caramelo.

Como el niño,
que observa el caramelo,
imaginando el tesoro que hay oculto,
así te imaginaba sin ropa.

El movimiento tan sensual,
me hacías de suspirar ,
el movimiento de tu cintura,
imaginándomelo hasta la locura.

El movimiento de tus labios,
me hacían de deleitarme,
imaginarlos en los míos,
mordiendo apasionadamente.

Tus ojos de gata ,
me hacían de ver,
el momento el éxtasis,
que podía disfrutar allí.

Cuando mueves tus ojos,
se puede ver el deseo,
que sale a través de ellos,
y te desean a ti también.

El brillo que tienen,
le hacen reflejar,
los deseos que tienen,
de fundirse en el pacer.

Tu mirada tentadora ,
acompañada de ese jugueteo con tus labios,
hacen de premeditar que hoy,
será un noche para no olvidar.

Con sólo imaginarlo,
siento un fuego en mi interior,
que recorre todo el cuerpo,
haciendo de temblar hasta mi respiración.

Ya va siendo el momento,
que vayamos pasando a la acción ,
me lo dice el corazón ,
así te siento yo.

Me aproximo a tu cuello,
un punto tan especial,
que será muy difícil ,
que me puedas rechazar.

Beso tu cuello y te siento,
pegada a mi cuerpo,
como si fuese una fuente de calor,
deseando de fundirnos los dos.

Te “ aprisiono” junto a mí,
con mis brazos cruzados,
sin permitir que huyas,
pero es un abrazo tan placentero.

Siento que tu cuerpo ,
cada vez se funde más a mi cuerpo,
moldeándose a mí,
deseando solo sea para ti.

El roce se hace cada vez,
más intenso y acalorado,
nos vamos pegando,
nos movemos para los lados.

Dios mío que bendición,
tantas veces lo deseaba,
y ahora estamos juntos,
este era el momento que imaginaba.

A veces en la vida deseamos,
pero si no es con el corazón,
se considera sólo pasión,
que muchas personas lo confunden con amor.

La pasión es un deseo,
que se vive en un momento,
es un simpe deshaogo y se acabó,
se siente delicioso disfrutándolo.

Pero cuando es amor,
es un bello sentimiento,
que se siente con el corazón,
y se disfruta con fuego y pasión.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“Amor apasionado”

Hoy tengo la sensación ,
que tú y yo,
somos algo más,
que deseamos sentirnos.

Cuando estamos intimamente,
haciendo el amor,
es como un fuego,
sintiendo el rozar nuestra piel.

Cuando te acaricio,
con la yema de los dedos,
acariciarnos tan suavemente,
con mimo y cariño.

Cuando comienzo a acariciar,
para adelante con ternura,
y con un movimiento sensual,
para detrás con pasión .

Yo deseo de corazón,
que sientas la sensación ,
sólo con mis caricias,
que te estoy haciendo el amor.

Siente que mis labios,
son sólo soplarte,
imaginate que estoy,
besándote en silencio.

Y con tanta ternura,
acariciar tu cuerpo,
beso a beso,
que rico es todo eso.

Besarte por la espalda,
y recorle a lo largo,
acariciándola con un dedo,
y te recorra una descarga de pasión.

Sintiendo el erizar,
esa sensación maravillosa,
de mis dedos al pasar,
y te hacen de disfrutar.

Cuando beso tu cuello,
te hago disfrutar
del enorme placer
que te hago de sentir.

Con mis labios al besar,
te hago de flotar,
como las nuebes en el cielo,
que se pierden en el horizonte .

Me siento como el explorador,
que observa de frente,
sin importarle el reto,
por el paraíso a descubrir.

Mis dedos te recorren,
en cada punto sensible,
tu deseo desenfrenado,
y tú cuerpo placentero.

Me encanta sentir,
como se contornea de pasión,
es una delicia sentir,
que maravilla de sensación.

Es algo tan maravilloso,
saber que nos deseamos ,
con todo el corazón,
igual que nos amamos .

Ansiosamente nos deseamos,
atrapados por la lujuria,
tentados por el deseo,
y el deseo de la pasión.

En fuego nos convertimos,
hasta que en uno sñolo,
nos fundímos los dos,
asñi es el fuego del amor.

Siento como te contorneas,
cuando beso tus senos,
soy como un niño,
consentido por la mamá.

Acarició tu cintura,
con mis brazos inocentes,
pero con todo el amor,
y mi cuerpo ardiente.

Dios mio que ternura,
tus senos están erguidos,
me envuelve el deseo,
ese nuestro fuego interior.

Deseoso de pasión
así disfrutamos los dos,
haciendo el amor,
como deseamos los dos.

Esta bendita locura,
fruto de este sentimiento,
este amor apasionado,
que nos tiene enamorados.

Este amor maravilloso,
que nos atrae tanto,
que nos tiene locos,
de deseo a los dos.

Bendito sea el momento,
que nos conocimos tú y yo,
mos bendijo Dios,
y nació este gran amor.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)