“Que somos tù y yo”

A pesar de la distancia,
en el silencio,
de mi fría habitación,
“sufriendo tu ausencia”.

Noche tras noche,
sufriendo la tortura,
deseando estar juntos,
“satisfaciendo nuestro amor”.

Aunque estemos separados,
sintiéndonos en la distancia,
extrañándonos en todo momento,
nos pensamos,
nos deseamos,
nos amamos,
nos extrañamos,
“todo me recuerda a ti”.

Aquí todo son pensamientos,
en mi habitación,
mirando tu retrato,
“suspirando por ti”.

Susurrándole a la melancolía,
mi cama suspira,
extrañando tu compañía,
“sintiéndote a mi lado”.

Pensando en el momento,
deseoso una vez más,
por sentir tu cuerpo,
“desnudo y complaciente”.

Deseoso de sentir “a mi amor”,
excitándose al paso de mis dedos,
deseando de fundirse,
“en el fuego de la pasión”.

Como deseamos los dos,
sentirnos como diablos,
poseídos por la lujuria,
“cabalgando en su juego”.

Atrapados por la pasión,
con ese deseo insaciable,
de hacernos llegar,
“al éxtasis del placer”.

Mis labios ansían,
como el fuego ardiente,
besar todo tu cuerpo,
“como si fuese un dulce Carmelo”.

Es mi dulce tentación,
poder besarlo completo,
rincón a rincón,
“haciéndote vibrar una vez más”.

Explorarlo con mis besos,
de arriba abajo,
de extremo a extremo,
“recreándome en tus senos”.

Maravilla de la naturaleza,
poder descubrir la magia,
inolvidable e insaciable,
“saboreando tus encantos”.

Hacer excitar tu cuerpo,
erizándolo cada vez más,
y que no pares de suplicarme,
“que te haga mía”.

Así lo serás,
como tuyo soy yo,
así somos los dos,
“dos locos apasionados”.

Inmersos en un mundo,
de lujuria y pasión,
y así dejarnos llevar,
“sin importarnos nada ni nadie”.

Inmersos en el deseo,
sin poner frontera,
dejándonos de llevar,
“en nuestras fantasías de amor”.

Fundirnos los dos,
en un solo cuerpo,
dejándonos llevar cada vez,
“por el fuego de la pasión”.

Sin mirar el tiempo,
sin que nada ni nadie,
nos impida culminar nuestro deseo,
“que sentimos de amarnos”.

Como fieles esclavos,
de la lujuria y la pasión,
que nos pide nuestro cuerpo ,
“sediento y hambriento”.

Estamos deseosos de amor,
te deseo ,
te extraño,
“te necesito conmigo”.

Mi cama te espera,
mi alma se desespera,
por sentirte mía,
“para poseerte todos los días”.

Para poder compartir todos los días,
descubriendo la magía,
la magia del amor,
“la aventura de la vida”.

Sería mi mayor satisfacción,
despertar todos los días,
y susurrarte al oído,
“te amo mi amor”.

Eres el motivo de mi vida,
la razón de mi ser,
siempre seremos los dos,
“dos locos enamorados”.

Viviendo en nuestro mundo,
disfrutando nuestro paraíso de amor,
donde sólo vivimos ,
“tú y yo”.

Vivir nuestra felicidad,
cumplir nuestros deseos,
solamente y únicamente,
“entre tú y yo”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“El deseo imposible”

Querer un imposible,
es tener un amor a distancia,
sentir algo bello tan lejano,
“suspirar por disfrutarlo”.

Poder disfrutar,
pero en la realidad,
no se puede sentir,
“erizarse su piel”.

Y se convierte,
en una terrible obsesión,
que tenemos los dos,
“sin poderla consumar”.

Tú me deseas,
yo te deseo,
cierro mis ojos,
“y siento tus suspiros”.

Siento tus labios,
acariciando mi pecho,
ese es mi profundo deseo,
“pero no puedo sentirlo”.

No se si será impuro,
o algo inmoral,
pero es un deseo que siento,
“este dulce pecado de pasión”.

Aquí en mis adentros,
me quema tan fuerte,
diga yo quiero,
“es un querer y no tener”.

Es un gran deseo,
de tenerte a mi lado,
aunque nos separe un mundo,
“ese mundo lo unen nuestros sentimientos”.

Mis pensamientos te desean,
mis deseos se desesperan,
a mi lado te espero,
“para ser dichosos los dos”.

Espero poder hacerte feliz,
que no pares de sonreír,
y que esa sonrisa,
“ sea el reflejo de tu felicidad”.

Aunque estemos separados,
eres mi faro en la distancia,
dónde encontrar el rumbo,
“que me guié hacia tí”.

Que mis deseos no cesen,
mi corazón te pertenece,
te lo digo una y mil veces,
“demostrándotelo día a día”.

Deseo que tú sientas,
lo que por ti yo siento,
en este momento,
“aquí en mis adentros”.

Mis suspiros conte

hacía ti van saliendo ,
desde lo más profundo,
“de mi corazón”.

Sufriendo y a la vez sintiendo,
como te estoy queriendo,
aquí en la distancia,
“yo estoy sufriendo por ti”.

Porque ese es mi deseo,
mi deseo es tenerte,
besarte y sentirte,
“que seamos tú y yo”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“De la traga al despecho”

Como puede ser ,
en esta vida ,
que tener un amor,
“se puede convertir en desamor”.

Cuando uno está enamorado,
se dice que esta “tragao”,
todo es bonito y delicioso,
”el amor es algo lindo y hermoso”.

Pero cuando sufre,
se dice que esta “despechao”,
la verdad es muy duro,
“el dolor tan fuerte es insoportable”

Es tan fácil cruzar el abismo,
pasar de “soñar despierto”,
pero con una sóla acción,
“quedamos cautivos del imsonio”.

Una “rosa hermosa”,
brilla por si sola,
pero si se daña,
“se te clavan las espinas”.

Suele ocurrir casi siempre,
no estamos contentos,
cuando tenemos una bella flor,
“no sabemos apreciar su belleza”.

Una flor hermosa ,
cuando le dañan el corazón,
se le apaga su esplendor,
“dejándola apagada en su dolor”.

Un corazón herido,
es el peor pecado,
que en esta vida nunca,
“jamás podrá ser perdonado”.

Una mujer herida,
será muy difícil que confíe,
en un nuevo amor,
“llenándose de celos y desconfianzas”.

Un hombre herido,
se convierte en un “león”,
que toda “presa quiere devorar”,
“ya le devoraron los sentimientos sin compasión”.

Un corazón en el “desamor”,
tiene tanto dolor,
que no vuelve a confiar,
“ya fue traicionado en el pasado”.

Es mejor “brindar con amor”,
celebrar con champán,
la felicidad que se vive,
“con amor todo se consigue”.

Pero cuando es al revés,
se buscan versos,
ahogando las penas,
en “un vaso de licor”.

Son unos “criminales”,
cada “corazón roto”,
están “despreciando la sangretinta”,
“están desangrando a un poeta”.

El poeta vino al mundo,
para poder elogiar describiendo,
las maravillas de la vida,
“uniendo dos corazónes en un solo amor”.

Por eso se feliz,
“vive la traga intensamente”,
que sufrir por un amor,
“duele fuerte por un despecho”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“El sentimiento”

A veces tenemos,
un profundo pensamiento ,
según sea se considera ,
“pensamiento o sentimiento”.

Ahora yo te digo,
que lo más hermoso,
es lo que estoy sintiendo ,
“aquí en mi corazón”.

Día a día ,
momento a momento ,
eres mi pensamiento ,
“mi más bello sentimiento”.

Si te dijese que,
no pienso en ti,
sería una forma de mentir,
“eres mi razón de vivir”.

Día a día,
te vas clavando,
con tanto cariño,
”me haces sentir como un niño”.

Eres mi primer pensamiento,
en el día amaneciendo,
mi último pensar,
“cuando me voy a acostar”.

Eres mi bello “angelito”,
estás en mi cabeza,
tu imagen siempre veo,
“vivo soñando despierto”.

Cierro los ojos,
y a mi lado yo te siento,
puedo sentir tu respirar,
“ hasta tus labios remojarse”.

Con un dulce beso,
me “acaramelas cada vez dulcemente”,
me enamoras cada vez más,
“te amo y te extraño”.

Es tan fuerte lo que siento,
que en vez de pensamiento,
eres todo mi sentimiento,
“tienes todo mi corazón”.

Me llenas en cada momento,
mi momento de felicidad,
mi vida en realidad,
“es sentir este sentimiento”.

Si no te tuviese en mi vida,
no serías mi pensamiento ,
eres tú mi vida ,
“mi razón de vivir”.

Te has “convertido en mi pensamiento”,
un bello sentimiento,
en todo momento ,
“eres lo mejor en mi vida”.

Dios hizo el milagro,
nos regaló la felicidad,
poniéndonos el camino,
“a ti y a mí”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“El sabor de tus besos”

No hay manjar ,
que sea más delicioso,
que deleitarme contigo,
”saboreando tus besos”.

Quién dijo “miel”,
ese es el sabor,
que me causa tanta adicción,
“tus dulces labios”.

No sé si se “desgastarán”,
pero es un delicioso placer,
saborear una y otra vez,
“ el sabor de tus labios”.

Es exquisito y sabroso,
cuando saboreo tus besos,
todo el tiempo los extraño,
“cuando no los puedo saborear”.

Cuando Dios nos encaminó,
me regaló la mejor bendición,
poder besar una y otra vez,
”tus labios de miel”.

Cuando me siento desolado,
cierro los ojos,
mi mente se reconforta,
“saboreando el placer de tus besos”.

Puedo saborear probando,
otros labios ajenos,
pero no hay nada más delicioso,
que “el sabor de tus labios”.

Cuando estoy ausente,
me llevo el mejor recuerdo,
la miel de tus labios,
“saboreando tus deliciosos besos”.

Dicen que un beso,
no te sube al cielo,
pero el sabor de tus besos,
me siento como “angelito del cielo”.

Si algo me hace enloquecer,
lo más delicioso ,
que me hacen perder la razón ,
“saborear tus beso de amor”.

Si el abismo de la locura,
está en perder la cordura,
prefiero volverme loco,
“besando tus labios con lujuria y pasión”.

No ha en esta vida,
vicio mas delicioso,
que me hagan más “goloso”,
que el “sabor de tus besos de miel”.

El premio de esta vida,
jamás pensé sería tan maravilloso,
después de tanto sufrimiento,
es “tenerte y besarte en todo momento”.

Cuando estoy alejado de ti,
mis labios están huérfanos,
hambrientos y deseosos,
“ de saborear tus labios de miel”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“Mi pequeña se creciò”

En un día como hoy,
domingo era ese día,
mi hija mayor nacía,
“ella era motivo de alegría”.

Era ya un hecho,
esa barriguita que saltaba,
se había convertido,
“en un angelito en su cuna”.

La primera vez,
que abrió sus ojitos,
esos ojitos preciosos,
“como un angelito divino”.

Pasaban las noches,
seguían los días,
me pequeña hijita,
“era una bella estrellita”.

Sus primeras palabras,
ansiosos por oírlas ,
eran como cantos de angelitos,
“alegrando y endulzando el oído”.

Sus primeros pasitos,
eran el mayor delirio,
caminando temblorosa,
“los pasitos de mi niña preciosa”.

Por siempre sobre salía,
esos bellos ojos negros ,
la hacía hermosa y radiante,
“cada vez que sonreía de alegría.”

Parece que fue ayer,
cuando alegre bailaba ,
las danzas de fin de curso,
“destacaba tan alegre siempre”.

Poco a poco iba creciendo,
el tiempo pasa rápido,
tan rápido como las nubes,
“cruzan el azul cielo”.

Termina el colegio,
vienen los estudios superiores,
siempre iba demostrando,
“su tesón a perseverancia”.
Llegando a la universidad,
noches sin dormir,
sacrificio por cumplir,
pero mi luchadora ”siempre estaba ahí”.

El día de su graduación,
fué el día más grande,
saborear el éxito ,
fruto del “sacrificio las noches sin dormir”.

Si algo tiene “ mi hijita”,
es todo puro “corazón “,
una “ verdadera luchadora”,
y una “ gran vencedora”.

Parece que fue ayer,
apenas era un bebé,
y hoy en día ,
”es una gran mujer”.

El amor de papá,
se creció con el tiempo,
de la niña de papá,
ahora es el “orgullo de papá”.

Aunque crezcas y seas mayor,
ya te me creciste con el tiempo,
a pesar de la distancia,
siempre “serás la niña de papá”.

A pesar de la distancia,
extraño cada día ,
y sobre todo este día,
“extraño no darte un beso en este día”.

Disfruta hoy este día,
como el día más maravilloso,
que es tu día de cumpleaños,
“tu día único del año”.

“te deseo un maravilloso día de cumpleaños mi hijita preciosa”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“El secreto del beso”

No es que sea pasional,
ni tampoco intenso,
el único secreto,
“es un amor sincero”.

Para descubrir el secreto,
cada vez que rozas ,
los labios con pasión,
“siéntelos en el corazón”.

Debes de sentirlos,
con tanta pasión,
hasta que se erice la piel,
y “se desnude el alma”.

Con ese deseo insaciable,
de fundirse en uno,
los cuerpos ardientes,
“sedientos de pasión”.

El secreto del beso,
no está en lo físico,
ni tampoco en abrazar,
“es sentirá la persona amada”.
El secreto del beso,
es sentir ese amor,
que nos haga de flotar,
“en una sola nube a los dos”.

El secreto del beso,
es sentir lo que sentimos,
hacer realidad la pasión,
“ y amarnos como nos amamos”.

El secreto del beso,
es sentirnos profundamente,
a través de nuestros labios,
“sellando nuestro amor”.

El secreto del beso,
somos tú y yo,
esa linda pasión,
“disfrutando los dos”.

Viviendo nuestra pasión,
en ese deseo de fundirnos,
cabalgando por la locura,
“embriagados por la lujuria”.

El secreto de nuestro amor,
es vivir tan intensamente,
de noche y de día,
como “si fuese el último día”.

El secreto del beso,
es sentir desnuda tu alma,
no es solo quitarte la ropa,
“ también desnudar tu interior”.

El secreto del beso,
es tenerte junto a mi,
y que solo sea yo,
“tu dueño y señor”.

El secreto del beso,
es hacerte mía,
en cuerpo y alma,
” como tuyo soy yo”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“En una cama”

En una cama acostada
como siempre sola,
imaginando y pensando,
como su” corazón le ha enamorado”.

Pensando en aquel,
que su corazón ha llenado,
su vida ha cambiado,
la ”luz le ha llegado”.

Por fin ha resucitado,
de la gris monotonía,
a la florida alegría,
“haciéndola brillar como una estrella”.

Haciéndola sintiendo mariposas,
cierra sus ojos,
imagina sus labios,
saboreando la dulce miel.

Ella sueña despierta,
imaginando su pequeña,
y molestosa barba,
que al “ besar le fastidia”.

Cuando está alejada,
ella ansia sentirla,
siente que le besa,
“ se le eriza la piel”.

Se le estremece,
todo el cuerpo,
como hormigas recorriendo,
pero con “sus labios saboreando”.

Ella siente a pesar,
de la lejanía existente,
que cuando susurra su voz,
“le recorre un escalofrío”.

Le endulza siempre,
su oído deseoso,
de escucharle amoroso,
“te amo mi bebé”.

Cuando ella siente,
que al besarla,
sale un suspiro,
“desde su corazón”.

Todo esto cerrando los ojos,
siente que los dedos ,
recorren su cuerpo,
“la excitan por todos rincones”.

Ella se lo imagina,
sintiendo su voz,
como un susurro de amor,
a pesar de la “distancia del momento”.

Recuerda con nostalgia,
estando unidos en el sentimiento,
ansiando ese momento,
de “volver a estar unidos”.

Disfrutando de la pasión,
olvidando las lágrimas,
la tristeza y desilusión,
por la ”cruel separación”.

Todavía le entristece,
al entrar a esa sala,
esa “maldita sala de espera”.
el “avión le iba a llevar”.

Para tan largo viaje,
tan lejos de su amor,
su corazón se agita,
“palpita sin parar”.

Dios mío dime,
que ira a pasar,
esa sensación de nervios,
“viviendo en una incertidumbre”.

Nunca se acabará,
en que acabará,
ella no se imagina,
que “se siente vigilada”.

Sin llegar a pensar,
que el espiritu de él,
que la está observando,
“él la desea sorprender”.

El secreto mejor guardado,
sin que se cuenta ella,
esto será pronto,
“a su lado acompañándola”.

La gran sorpresa,
el billete tiene comprado,
el desea sorprenderla,
a “ella sin avisarle”.
Caerle de sorpresa,
llegar y besarla,
con sus brazos hacerle,
“de olvidar las tristezas”.

Para que olvide,
los amargos momentos,
de la soledad vivida,
“ con el desespero de la espera”.

Aún duelen amargamente,
esas lágrimas que al marchar,
de sus ojos,
“no paraban de aflorar”.

Al verle de marchar,
suspirando cuando va a regresar,
el momento ha llegado,
“la cuenta atrás ha comenzado”.

El retorno está asegurado,
volverán a tener la pasión,
y disfrutar de su amor,
“que se tienen los dos”.

Son cosas del destino,
por eso están,
tan enamorados los dos,
“desesperados por estar juntos”.

Aunque la vida te exija,
pruebas tan duras,
pero si el destino,
“es estar unidos así será”.

Para ellos siempre será,
siempre será eso,
los corazones enamorados,
“jamás serán separados”.

Para ellos solamente,
si existe el amor,
este esta bendecido,
“por la gracias de Dios”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

“Hoy y aqui”

Hoy en este momento,
te puedo hacer con sentimiento,
este humilde juramento,
aquí en estos “versos lo que siento”.

Aquí en este momento,
mi corazón te ama,
con tanto sentimiento,
“fuerte de mis adentros”.

Hoy y aquí ,
me doy cuenta de este amor,
que una bendición de Dios,
que “nos une a los dos”.

Hoy mi amor,
en este día de amor,
por ti estoy yo,
“felices seremos los dos”.

Aquí en este momento,
con mi corazón en la mano,
te pido por favor,
me “correspondas con el mismo amor”.

Ahora en este momento,
escucha este sentimiento,
aunque suene a lamento ,
pero “es lo que yo siento”.

Hoy en este día,
día tan especial,
te digo de corazón
“te amo mi amor”.

Aquí no me importa,
piensen lo que piensen ,
solo me importan tus pensamientos,
y sobre “todo tus sentimientos”.

Hoy te puedo prometer,
que si un día te dejo de querer ,
prefiero yo morir ,
“que vivir sin ti”.

Aquí en este momento ,
te regalo este sentimiento,
que te llega a ti desde mi corazón ,
“este compromiso de amor”.

Unidos en el camino,
es el destino de Dios,
nuestro padre creador,
es la “voluntad de nuestro señor”.

Las personas podemos disponer,
pero sólo Dios,
tiene fijado nuestro destino,
por “eso nos puso en el camino”.

Si el destino,
es estar unidos,
luchemos con fuerza,
por “nuestro amor bendecido”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

” Querer es poder”

Como dice el dicho,
el que algo quiere ,
algo le cuesta ,
“todo es un sacrificio”.

En esta vida, puede ser una decepción,
o una mayor satisfacción,
pero si no lo intentas,
“nunca sabrás los resultados”.

A veces deseamos algo ,
con todas las ganas del mundo ,
pero por no querer esforzarnos,
“lo damos perdido a la primera”.

A quién no le ha pasado,
se queda lamentando siempre,
cuando una sola vez,
“no lo quiso intentar”.

Por eso “querer es poder”,
no hay esfuerzo,
sin ningún sacrificio,
para “obtener un beneficio”.

Cuando deseamos superarnos,
no nos importa la edad mi el tiempo,
nos sacrificamos por ello,
para “disfrutar la recompensa del sacrificio”.

El hombre se sacrifica,
día tras día trabajando,
para conseguir el bienestar familiar,
obteniendo el “amor y respeto” de su familia.

Por ejemplo “la mujer”,
se sacrifica por su familia,
porque el esfuerzo diario,
desea conseguir la “recompensa de la felicidad”.

Cuando los hijos ,
son bien pequeños,
nos esforzamos en darle todo ,
para ver la “recompensa de verlos crecer”.

Los hijos se sacrifican,
con los estudios y obediencia,
para ser “grandes personas”,
en la vida futura.

Nosotros nos sacrificamos,
con los abuelos,
porque “somos la recompensa”,
del sacrificio de” toda su vida por nosotros”.

Si en esta vida, le damos un ejemplo ,
de “maltrato a nuestros mayores”,
nuestros hijos nos harán lo mismo,
esa será nuestra “recompensa a la indiferencia”.

Cuando nos gusta una persona,
“hacemos hasta lo imposible”,
“para conseguir su corazón”,
“cueste lo que cueste”.

Cuando “Cupido nos flecha”,
y el amor está en la distancia,
nos esforzamos por hacernos felices,
por la” recompensa de estar juntos los dos”.

Cuando tenemos enfermo,
a un ser especial o querido ,
nos “sacrificamos por su salud”,
para “obtener una feliz recuperación”.

Por eso en esta vida ,
todo tiene un precio,
sea lo que sea,
“siempre requiere un sacrificio”.

Cuando deseamos sentir “ bien nuestra alma”,
nos sacrificamos los domingos,
para ir a la iglesia,
a escuchar “la palabra de Dios”.

Cuando deseamos un sueño,
nos esforzamos tanto ,
sin “cejar en el sacrificio”,
para “disfrutar la recompensa realizada”.

Por eso nunca es tarde,
para conseguir tus sueños,
sólo debemos esforzarnos,
para “conseguir nuestras metas”.

En esta vida,
nada es imposible,
solo existe nuestra voluntad,
de “luchar por nuestros sueños”.

“querer es poder y no hay beneficio sin sacrificio”

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)