“El estallido”

Con una simple mirada,
se puede imaginar,
que somos fruto del deseo,
“para sentir que te poseo”.

Para poder poseer,
hay que sentir el deseo,
y el deseo es visible,
“con una mirada a lo imposible”.

Desear lo imposible,
se puede entender,
pero lo que no se entiende,
“sin atreverse lo que se pierde”.

Para lamentarse por perder,
es una fatal sensación,
pero duele mucho,
“sentirse cohibido ausente de valor”.

El valor es necesario,
para luchar en esta vida,
y nunca debemos de dar,
“ninguna causa por perdida”.

Pero cuando se siente atracción,
con sólo una mirada,
puede ser la señal,
“para estallar antes de la pasión”.

Una pasión desenfrenada,
sin que nadie,
se oponga a nada,
“y la oportunidad sea realizada”.

Pero para poder realizarlo,
hay que saber interpretar,
las miradas penetrantes,
“pueden ser muy excitantes”.

La excitación es parte importante,
de una gran explosión,
hacer estallar el deseo,
“que sentimos en ese instante”.

Y aunque nuestro interior,
desea hacerlas expresar,
es un deseo irresistible,
“que está a punto de estallar”.

Quién no se siente atraído,
cuando ves una persona,
que te atrae de verdad,
”una insinuante mirada devoradora”.

Ver como se puede desnudar,
una persona sin tocarla,
poseerla o poseerlo,
“estallar de éxtasis al tenerlo”.

La mente humana,
viaja más rápido,
que la velocidad de la luz,
“y eso sólo lo sientes tú”.

A veces el soñar despierto,
puede ser el desafío,
de sentir lo que sentimos,
“y tener que estarnos quietos”.

Pero como poder,
y tener que estarnos quietos,
si el deseo interior,
“nos hace se sentirnos inquietos”.

Inquietos cuando el deseo,
nos hace de estallar,
para poder saborear,
“el fruto que deseamos probar”.

Y la fruta prohibida,
es la más deseada,
el poder poseerla,
“es la fruta más codiciada”.

La codicia por algo,
se puede interpretar,
en este mismo momento,
“en el estallido de un sentimiento”.

Un sentimiento de atracción,
que nos lleva la lujuria,
para disfrutar de la pasión,
“que estalla entre los dos”.

Los dos la deseamos,
pero nos sentimos cohibidos,
debemos de ser atrevidos,
“disfrutando de este gran estallido”.

“sentir el estallido es cruzar la barrera del deseo y la pasión”.

Miguel de la Mancha
(poeta y escritor)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *